domingo, 1 de noviembre de 2015

LA ADMIRACIÓN DE LOLA POR CARLOS BLANCO DESDE SU QUIOSCO

-Carlos Blanco Hernández (Guionista)-
Redacción Revista LAS ESTRELLAS, Mis amigos
FOTOGRAFÍAS: Extraídas por internet
Lola López es una quiosquera de Madrid de la calle María de Molina 1, esquina a la Castellana. Nos llevamos una grata sorpresa cuando descubrimos fotogramas de películas en las puertas plegables de este pequeño negocio de prensa. Lola es una admiradora del guionista: Carlos Blanco Hernández, y desde su pequeño negocio, le hace un homenaje claro y sincero hacia su persona, y parte de su extensa filmografía como guionista.

        -La película: ‘Don quijote cabalga de nuevo’-
Nuestra quiosquera conoce a Carlos Blanco en su quiosco en un día de lluvia, guionista de cintas como: "Los Peces Rojos", "Don Juan", "Los Ojos dejan huella", "Los gallos de la madrugada", "Locura de Amor"… entre otras muchas, de nuestra rica historia cinematográfica española.

Lola tiene una página en internet, dedicada a su amigo guionista; y en la página nos cuenta de qué manera le conoció: “Las fotos que cubren las puertas de mi quiosco pertenecen a estas películas que tienen como común denominador a su creador, el escritor de cine Carlos Blanco. Le conocí en invierno. 12 de Diciembre del 2005, lo tengo anotado en el libro de cuentas del quiosco. Llovía a mares. Ya había colocado todo el género del día y me refugié junto al secador de pelo que tengo de estufa y que calienta muy bien ocho de los diez dedos de los pies. Después de espantar a varios clientes por no cerrar los paraguas y empapar toda la prensa, encendí el ordenador para ver mi primera actuación en la Gran Vía, Teatro Arlequín. Mi hermana, Pilar Mena, da clases de interpretación allí. Aquel año decidí meter un pie en su mundo y volar lejos de las malas noticias, la prensa del corazón y los fascículos de la edición 55 del eterno curso de inglés. Cuando me vi en el video me dió un ataque de risa. Justo en ese momento apareció él. Vi de reojo su figura con gabardina y sombrero a lo Humphrey Bogart y sus manos extendidas llenas de monedas para que le cobrase los dos euros del País y el As que cada día alrededor de las 9 de la mañana me compra. Me miró con curiosidad y por primera vez me dijo algo más que buenos días”. Si Uds. quieren conocer más sobre Carlos Blanco, su amiga la quiosquera Lola, y descubrir, y admirar los guiones de Carlos, no dejen de visitar su página por internet.
Para más información un enlace directo: -Sólo pinchar-

No hay comentarios: